.

.

sábado, 15 de septiembre de 2012

ARTÍCULO SOBRE LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN ROMANAS EN CAUDETE. CAMINO DE ANÍBAL

  Hola amig@s. Pasadas las fiestas de nuestro pueblo, Caudete. Os dejamos el  artículo publicado en el Libro de Fiestas de Moros y Cristianos 2.012, realizado por Dª. Encarnación García Andrés (responsable de la Oficina de Turismo, Caudete) en relación a LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN ROMANAS EN CAUDETE Y AL CAMINO DE ANÍBAL. Esperamos sea de vuestro agrado:



LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN ROMANAS EN CAUDETE

   Desde hace algo más de un año, Caudete forma parte de los Caminos de Santiago del Sureste, un proyecto de gran calado que une las costas del sureste español con la ciudad de Santiago de Compostela. Para marcar el recorrido de dichos caminos, la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago del Sureste, con sede en Novelda y Caudete, ha optado por recuperar antiguas vías de comunicación peninsular que en ocasiones se remontan a época íbera o romana. Gracias precisamente a este proyecto, últimamente ha tomado protagonismo una de las vías de comunicación romana que pasaba por nuestro término, el Camino de Aníbal, hoy habilitada como ruta del Camino del sureste en dirección Montealegre del Castillo.
Panel del CAMINO DE ANÍBAL/CAMINO DEL SURESTE
Señalización del CAMINO DE ANÍBAL/CAMINO DEL SURESTE




























Numerosas son las referencias a las redes viarias antiguas que surcaron el sureste peninsular. Algunas de estas vías tienen su origen en el Neolítico o la Edad del Bronce, y se consolidaron gracias a una intensa actividad agrícola y comercial en época íbera; otras son el resultado de la romanización del territorio.

Vasos de Vicarello o Vasos Apolinares
Transcripción de los Vasos de Vicarello













 












    Los Vasos de Vicarello (30 a. C.-14 d.C.), también conocidos como Vasos Apolinares, son la fuente antigua que con mayor exactitud define el recorrido de la vía que pasaba por nuestro término. En las paredes de estos cuatro vasos con forma de miliario están grabadas las distancias entre cada una de las mansio ubicadas entre Cádiz y Roma. Estas mansio eran lugares donde los viajeros podían descansar y pasar la noche. En su recorrido se citan, entre otras, Cástulo (Linares), Saltigi (Chinchilla), Saetabi (Játiva), Valentia y Tarraco. enmarcada dentro de esta larga ruta se encuentra la vía Castulo-Saetabi o Camino de Aníbal, que pasaría por Caudete.
  Según Roldán Hervás, (1986, p. 13) a mediados del XIX, el camino viejo de Valencia a Andalucía, a la altura de la travesía de Sierra Morena, era conocido con el nombre del legendario general púnico Aníbal Barca. La aceptación del nombre Camino de Aníbal para el tramo que nos ocupa: Castulo-Saetabis, proviene de P. Sillières (J. Sánchez, 2.008,p 41), si bien el propio autor reconoce que esta denominación no se apoya en ninguna realidad histórica.



   Ruíz Molina, en su artículo "Las Vías de Comunicación romana en la Comarca de Yecla", (1.986) data la existencia de este camino desde la Edad del Bronce. Apoyado por estudios de otros autores, Ruíz molina habla de los contactos que, a través de este corredor debió tener la Cultura del Argar (inscrita en la región minera de Linares, rica en oro, plata y estaño) con el Bronce Valenciano. También tuvo importancia esta vía interior para los Tartesos (s. V-IV a. C.), dadas las tensiones que existieron entre éstos y los fenicios asentados en colonias desde Málaga hasta Cartagena. El reino Tartesos optaría por desarrolar la vía comercial que comunicaba el interior de Andalucía con el litoral mediterráneo. (1986, p. 68)
   Muchos autores modernos coinciden en calificar la vía Cástulo-Saetabi como el más importante y antiguo eje comercial y cultural del interior de la Península. De hecho, ya en época íbera, y desde el s. VIII a. C., a través de esta fluían cerámicas griegas y fenicias, adelantos técnicos, objetos de la vida cotidiana y nuevos cánones estéticos relacionados con el arte religioso y funerario. Fruto de ese intenso intercambio cultural, las comunidades íberas asentadas en nuestra zona alcanzaron el alto grado de desarrollo que les permitió llegar a manifestaciones artísticas tan notables como la Cierva o la Dama de Caudete. 
   El Camino de Aníbal debió ser vía de penetración de las tropas cartaginesas en su conquista de la Península y escenario de contiendas entre cartagineses y romanos entre el 219 y el 201 a. C., durante la Segunda Guerra Púnica.
   Nos centraremos ahora en la parte del recorrido más cercana a nuestro ámbito geográfico. En los Vasos de Vicarello aparecen las mansio de Libisosa (Lezuza), Parietinis (Los Paredazos, Albacete), Saltigi (Chinchilla), Ad Palem (junto al Cerro de los Santos), Ad Aras y Ad Turres (Fuente La Higuera). En este punto del viario el recorrido se ha presentado durante un tiempo confuso al estudio, dada la escasez de pruebas arqueológicas y la imposibilidad de ubicar exactamente la mansio del recorrido que se situaría después de Caudete: Ad Aras. sin embargo el estudio más sólido sobre el itinerario de esta vía en nuestro término lo aportan F. Brotons, R. Mendez, C. García y E. Ruíz en "El Tramo Viario de Montealegre a Fuente la Higuera" (1.986). Para estos autores, la mmansio de Ad Palem estaría situada en la Venta de Los Hitos o Casas de Almansa (Yecla), recorrido en el que han sido descubiertos restos de empedrado. (1.986 p. 77). Desde ese punto, la vía sigue la Travesía de Caudete, pasando junto a la Casa de los Aljibes y, por el antiguo Camino de Montealegre, llegaría al poblado íbero-romano de Las Peñicas. Aquí, la vía enlazaría con el Camino viejo de Fuente la Higuera, pasando por la Ermita de San Antón hacia la Casa de la Mora, cerca de la cual se han documentado restos de empedrado (1.986, p 77). La siguiente mansio de los Vasos de Vicarello, Ad Aras, viene ubicada en el paraje de El Caicón, sin poder situarla con exactitud. Tras ella, aparece la mansio de Ad Turres (Fuente la Higuera).
   La ruta Castulo-Saetabi se mantuvo como principal vía de acceso al valle del Guadalquivir durante toda la época republicada y sólo con el emperador Augusto perdió importancia a favor de otro trayecto, más meridional, que evitaba el paso por Sierra Morena. Así, entre el 8 y el 2 a. C., se materializa esta vía alternativa (vía Augusta) que, según el Itinerario Antonio, cita las siguientes mansio cerca de nuestra zona: Ad Statuas (Mogente), Ad Turres (Fuente la higuera), Adello (Elda), Aspis (Aspe) e Illici (Elche) con dirección a Karthagine Sapartaria (Cartagena) y Cástulo (Linares).
   Según Sillières, la vía augusta fue planeada tanto para reordenar el mapa político de la Bética, con la creación de nuevas colonias romanas, como para evitar el paso por el Saltus Castulonensis (sierra Morena y Despeñaperros) de la antigua vía, que estaba más expuesta a peligros (J. Sánchez, 2.009, p. 11).
Mini-canteras en el CAMINO DE ANÍBAL
   La bifurcación de la vía Augusta hacia su ramal meridional (Villena, Elda, Elche) ha sido situada por muchos autores a la altura de Ad Aras (coincidiendo con el actual trazado de la A-31). Sin embargo, en el estudio "El tramo viario de Montealegre a Fuente La higuera", encontramos una sugerente aportación al paso de la vía por Caudete. Tal bifurcación se situaría en el propio municipio, a la altura del paraje de El Paso, que es, como bien se apunta, el enlace natural de la vía con Villena y el valle del Vinalopó. (Brotons y otros, 1.986, p. 77). Esta hipótesis es particularmente inspiradora, puesto que coloca a Caudete en el punto central desde el que fluye el viario romano en nuestra zona. Desde aquí partiría el ramal interior hacia Cástulo (Camino de Aníbal), el ramal litoral hacia Saetabi (Játiva) y el ramal sureste hacia Illici (Elche) y Cartago Nova (Cartagena). Para los dos últimos, la mayor parte de los autores aceptan la denominación de vía Augusta.
   Por todos es conocida la importancia de los restos arqueológicos de orígen íbero hallados en Caudete. Sin embargo, la escasez de hallazgos fortuitos de época romana, junto con la ausencia de excavaciones arqueológicas, impiden dotar de contenido a este periodo de nuestra historia. No obstante, son varios los emplazamientos locales relacionados con poblamiento romano: Cerro de Las Peñicas-los Cadalsos, Cerro de Santa Ana y Paraje El Real. Restos de posibles villas romanas han sido también localizados en el Partido de los Santos (Santuario de Ntra. Sra. de Gracia) y la Casa de Los Aljibes, así como también de origen íbero-romano debió ser el asentamiento de Bogarra (todavía por determinar). Si aceptamos la hipótesis de la bifurcación de la vía Cástulo-Saetabi y la vía augusta en el propio Caudete, todos los yacimientos citados se situarían en la misma vía o a muy escasa distancia de ella.
Atardecer en el Monte Arabí. CAMINO DE ANÍBAL
  Finalmente, para tratar un poco más de cerca el pasado romano de Caudete, quiero llamar la atención sobre un artículo de roselló Verger, "Residuos del catastro romano en Caudete y Villena". Este autor encontró, a través del estudio de fotografías aéreas y mapas topográficos restos de centuriaciones romanas en los parajes de El Blanco, El Angosto y la Congregación, al SE del término municipal, siendo el Camino viejo de Caudete a Villena el eje central de esta zona. También aparecen restos de catastro romano, según el citado autor, en los parajes de el Palacio, La Cañada y La Mora. con dichas aéreas centuriadas coinciden caminos secundario, antiguas acequias y sus ramales que, desde la ladera de Sierra Oliva, distribuían el agua a lo largo de una extensa vega, cuyo aprovechamiento agrícola ya tuvo su origen en época romana. (Roselló Verger, 1.980)
   Por otra parte, citaremos también los estudios llevados a cabo por Ruíz Molina, fruto de las exacavaciones arqueológicas realizadas en las villas agrícolas de Los torrejones, Marisparza y El Pulpillo (Yecla), situadas a escasa distancia de la vía Cástulo-Saetabi. Los restos cerámicos y arqueológicos encontrados en estos yacimientos apuntan, por una parte, a un substrato prerromano presente en la mayor parte de ellos y, por otra parte, aun poblamiento romano asociado a un sistemático aprovechamiento de recursos agrícolas, que se inicia en el s. I  d. C. y se dilata hasta el s. V d. C. Un aprovechamiento que debió estar vinculado principalmente al cultivo de vid, olivo y frutales, así como a la recolección de esparto. (Ruíz Molina, 1.988)
   A falta de reveladoras evidencias arqueológicas, es de análisis de los espacios centuriados, junto con el trazado de los varios descritos, el que puede llevarnos a configurar el mapa del Caudete romano.

                                                                         Encarnación García Andrés.
                                                      Responsable de Oficina de Turismo. Caudete (Albacete)
BIBLIOGRAFÍA:

  • BROTONS, F., MENDEZ, R., GARCÍA, C. Y RUÍZ, E. (1.986): El tramo viario de montealegre a fuente la Higuera, Symposium Vías Romanas del Sureste, pp. 15-83. Murcia.
  • CARRASCO SERRANO, G. (1.988): Comunicaciones romanas en la provincia de Albacete en los itinerarios de época clásica. Al-Basit, nº 23. p 39.
  • CARRASCO SERRANO, G.  (2.000): Vías romanas y mansiones en el territorio de la provincia de Albacete. Caminería hispánica: Actas del IV Congreso Internacional, celebrado en Guadalajara (España), julio 1.988, Vol 1 (Caminería física) pp.91-102.
  • PONCE HERRERO, G U SIMÓN GARCÍA, J.L. (1.986): La romanización en Almansa. Bases para estudio. cuadernos de Estudio Locales. Nº 3. Almansa.
  • ROLDÁN HERVÁS, J.M. (1.986): Introducción al estudio de las vías romanas del sureste peninsular. SVRS, pp. 9-15. Murcia.
  • ROSELLÓ VERGER, V.Mª. (1.980): Residuos de catastro romano en Caudete y Villena. Estudios Geográficos, 41-158. (1.980, feb) p.5.
  • RUÍZ MOLINA, L Y MUÑOZ LÓPEZ, F. (1.986): Las vías de comunicación romanas en la comarca de Yecla. SVRS, pp 67-74. Murcia.
  • RUÍZ MOLINA, L. (1.988): El poblamiento romano en el área de Yecla (Murcia). Arte y poblamiento en el SE peninsular. Antig. Crist. (Murcia)V.
  • SÁNCHEZ SÁNCHEZ, J. (2.008): La ruta de los Vasos de Vicarello, el trabajo de Carnero Martínez para la Real Academia de la Historia sobre el tramo Cástulo-Libisosa. 1859. En el Nuevo Miliario, nº 6, pág. 41.
  • SÁNCHEZ SANCHEZ, J. (2.009): La ruta Gades-Roma en los Vasos de Vicarello: el cruce de Sierra Morena, en el Nuevo Miliario, nº 9, pág 11.
  • SANZ GAMO, R. (1.999): Prehistoria e historia antigua, en Historia de la Provincia de Albacete. Ed. Azacanes. Albacete. 1.999.
  • UROZ, J. Y POVEDA, A.M. (2.006): Modelos romanos de integración territorial en el sur de la Hispania Citerior, en Actas del IV congreso hispano-italiano histórico-arqueológico, p. 146.

1 comentario:

  1. Desde nuestra asociación, felicitar a Encarna por la gran labor realizada al confeccionar este artículo. Muchas gracias y BUEN CAMINO

    ResponderEliminar